Durante las vacaciones es normal que los centros escolares envíen tareas de repaso durante el verano. ¿Es necesario obligarle a hacerlos?


¿Tu hijo/a disfruta realizando estas tareas o se convierten en una pesada carga que van arrastando todo el verano?